17 de junio de 2018

Eduardo Chávez Molina: “No Es el Salario, Son los Derechos”

EDUARDO CHÁVEZ MOLINA
Doctor en Ciencias Sociales
Investigador del Instituto Gino Germani

“Bajar los salarios es el centro de la demanda neoliberal actual. Como pronunciaba casi en soledad el politólogo Arturo Fernández en los 90: “No vienen sólo por el salario, vienen por los derechos”. En el mismo tono argumentaba la ex presidenta Cristina Fernández, en el 2015, ante una Plazo de Mayo colmada.

En Argentina, las condiciones de la desigualdad y sus expresiones no pueden entenderse sin los conflictos y las pujas distributivas en su interior. Si nos extendemos en un análisis histórico vemos la década de 90 como un proceso novedoso de legitimidad de cambios estructurales que no habían lograron encubarse durante la dictadura cívico militar (1976-1983), y que llevaron a la agudización de la matriz económica productiva local. Esto aceleró un proceso de distribución regresiva, a favor de las improntas de las clases sociales dominantes expresadas en su fracciones financiera, agro exportadora y siderúrgica transnacional.

Durante la última década, en cambio, la reaparición en el escenario político argentino de la mayor capacidad regulatoria del Estado operó sobre la distribución de la riqueza y generó tendencias contrarias a la que se habían vivido desde el ‘55.

Sin embargo, la matriz económica productiva heterogénea se mantuvo, y en todo este proceso se beneficiaron especialmente los trabajadores industriales y de servicios. Esto no hubiera pasado sin el motor que fue la organización sindical, ya sea a través de sus grandes confederaciones o agrupaciones de base. Esta es “la” particularidad argentina: jugar al “ritmo maradoniano” con sindicatos de todo peso y calibre, para los gustos burocráticos y rebeldes. Esta fuerza sindical es inimaginable en el primer mundo, aunque su ritmo sea plebeyo, disímil, sus estrategias discordantes y sus capacidades de presionar, muy distintas.

¿Que vemos hoy? Que la pobreza aumenta y tiene una característica especial: la pauperización de los asalariados formales, los que fueron ganadores del modelo anterior. Vemos el empobrecimiento de la clase de trabajadores de servicios y la industria. Y vemos un aumento mayor de la pobreza entre los perdedores de siempre: los cuentapropistas no calificados (vendedores ambulantes, changarines de feria, gasistas, electricistas y plomeros sin certificación, prestador de oficios varios en los hogares sin matriculación, comerciante de pequeños negocios informales, etc.), y los desocupados. También llama la atención el empobrecimiento de los trabajadores asalariados de establecimientos de más de 10 ocupados, quienes generalmente tienen contratos formales, y por ende mayor protección en sus ingresos.”

(Párrafo perteneciente al ensayo “La Reforma Laboral. No es el salario, son los derechos”. http://www.revistaanfibia.com/ensayo/no-salario-los-derechos)

(Para cambiar de bloque, presione >>)

No hay comentarios:

2006 - 18 de Septiembre - 2018 / 12 AÑOS BUSCANDO A JORGE JULIO LÓPEZ

Tramas 2012 - tramasradio@gmail.com - www.tramasradio.blogspot.com