30 de noviembre de 2014

Santiago Bilinkis: Tickets Para Viajar al Futuro

SANTIAGO BILINKIS
Tecnólogo
Autor del libro
"Pasaje al Futuro"

“Si sentís que estás viviendo en una película que se mueve en cámara rápida y te resulta un desafío permanente mantenerte al día, no estás solo en esa sensación. Vivimos en un mundo que nos sepulta de información. De acuerdo con Eric Schmidt, presidente del directorio de Google, si reuniéramos todo el conocimiento generado desde el inicio de la civilización humana hasta el año 2003 tendríamos 6 exabytes de datos. Actualmente, generamos ese mismo volumen de información cada… dos días. Según un informe reciente de IBM, el 90 por ciento de toda la información existente en el mundo fue creada en los últimos dos años.

En el minuto que te tomó leer el párrafo anterior, se subieron más de 100 nuevas horas de video a Youtube, se cargaron algo menos de un millón de tweets, se compartieron en Facebook varios millones de posts, se mandaron decenas de millones de Whatsapps y cientos de millones de correos electrónicos.

En apenas treinta años pasamos del enorme desafío de encontrar información relevante, porque el acceso era escaso y difícil, al enorme desafío de encontrar información relevante,

porque el volumen de datos disponible es tan grande que se hace casi imposible hallar lo que buscamos.

En muchos sentidos, el presente se nos presenta como una carrera imposible de ganar. Los esfuerzos que hacemos para mantenernos actualizados apenas alcanzan para no quedar demasiado detrás de los acontecimientos.”

(Cita extraída del libro “Pasaje al futuro” escrito por Santiago Bilinkis)

Año: 2014
Duración: 
Cantidad de Bloques: 02

(Para cambiar de bloque, presione >>)
Descargar Bloque 01

Descargar Bloque 02

23 de noviembre de 2014

Cristina Bramuglia y Cristina Godio: El Mercado de la Salud y Los Medicamentos en Argentina

CRISTINA BRAMUGLIA
y
CRISTINA GODIO
Son autoras junto a 
Rosana Abrutzky
del ensayo
"Análisis de la Industria
Farmacéutica Estatal
en Argentina"

“El mercado farmacéutico tiene características específicas que lo diferencian de otros mercados. En primer lugar, la demanda es relativamente inelástica respecto a los precios. En segundo término, los consumidores disponen de herramientas de decisión más limitadas en comparación con otro tipo de productos, ya que una parte importante de los medicamentos que se consumen se compran bajo receta, y este factor convierte al profesional médico que define el tratamiento en el agente promotor determinante del remedio que el paciente debe obtener. Adicionalmente, en muchos casos, los profesionales médicos adquieren su conocimiento respecto de los medicamentos disponibles a través de publicidades, visitadores médicos y acciones elaboradas directamente desde los laboratorios farmacéuticos, y no por medio de cursos, seminarios u otro tipo de información académica.

Como en otros tipos de mercado, los productores llevan a cabo grandes estrategias de marketing para promocionar sus productos; pero la gran proporción de personas que pagan y finalmente consumen estos bienes quedan libradas a un limitado poder de decisión y a una mínima información sobre el producto que consumirán”

(Cita extraída del ensayo “Análisis de la Industria Farmacéutica Estatal en Argentina”,  de Cristina Godio, Rosana Abrutzky  y Cristina Bramuglia)

Año: 2014
Duración:
Cantidad de Bloques: 02

(Para cambiar de bloque, presione >>)
Descargar Bloque 01

Descargar Bloque 02

16 de noviembre de 2014

Jorge Ossona: Los Usos Políticos de la Pobreza

JORGE OSSONA
Historiador.
Autor del libro
"Punteros, malandras
y porongas"

“Una ocupación es una operación técnica: solo se requiere una “banda” más o menos organizada que se radique en lugares estratégicos del nuevo “territorio”.  Cuando los primeros “punta de lanza” ocupan sus zonas y delimitan los terrenos, un aluvión de cientos, a veces miles, de “hormigas” se pone en acción para hacerse de uno o de varios terrenos hasta que la operación se agota, casi siempre al atardecer (...)

La condición para que todo eso no se desmadre es saber quiénes son los “porongas” de las bandas que se enganchan, con cuántas familias cuenta, qué buscan, (…)

Lo ideal es llegar a un acuerdo, porque si no, hay que “depurar” (…) o “ser depurado” (…) Si al día siguiente el asentamiento se estabiliza, entonces comienza la segunda etapa: la de la aceptación del hecho por el gobierno. Por eso, las ocupaciones se hacen siempre los viernes para poder negociar el fin de semana con los políticos municipales, a ver quién “tiene los huevos” de hacerse cargo del desalojo. Si las cosas se hacen bien, el lunes se pueden terminar dando vuelta las cosas y tenerlos negociando apoyos para los distintos quioscos municipales con sus socios “punteros”, policías, inspectores y jueces incluidos.”

(Fragmento de “Punteros, Malandras y Porongas. Ocupación de tierras y usos políticos de la pobreza”, libro escrito por Jorge Ossona. Siglo XXI Editores, Buenos Aires, 2014)

Año: 2014
Duración: 55:44
Cantidad de Bloques: 02

(Para cambiar de bloque, presione >>)
Descargar Bloque 01

Descargar Bloque 02

9 de noviembre de 2014

Mariano Perelman: El Cirujeo en las Calles Porteñas

MARIANO PERELMAN
Antropólogo
Autor de
"El cirujeo en las calles porteñas,
o el juego entre el mostrar
y el esconder."

“Se entiende por cirujeo/cartoneo la actividad de recolección de materiales de la basura que pueden ser reciclados, ya sea a nivel industrial o doméstico. Además de la recolección, la actividad está compuesta por muchas otras acciones como son la separación y clasificación de algunos materiales, la limpieza de otros, el preparado de los medios de trabajo, etc. Existen diferentes formas de vender lo recolectado. Muchos de los productos que tienen valor de reciclado (como el cartón, papel, vidrio, metales, plástico, telgopor, etc.) son vendidos a acopiadores. También se recolectan elementos

para uso personal (ropa, alimento) y otros que pueden ser vendidos o cambiados (ropa, electrodomésticos, muebles, etc.). Generalmente, de la actividad participa todo el grupo familiar. Muchas veces sale el grupo entero y se dividen tareas: los chicos y madres piden alimentos, monedas y los hombres revisan bolsas. Otras veces, sólo algunos de los integrantes salen a cirujear. Sin embargo, a la hora de la separación, limpieza y venta, toda la familia presta su trabajo.

Existe una puja en torno al sentido del cirujeo. Durante el trabajo de campo, notamos que las personas que realizan la actividad utilizan en su discurso el cirujear o cartonear indefectiblemente pero muchos prefieren que se los reconozca como recuperadores (término que ha impulsado el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires desde 2002), cartoneros, botelleros o carreros. Schamber (2006) da cuenta de los significados con que se la ha asociado.

En un diario porteño se relaciona a la palabra (y la actividad) con la “vagancia” y con las personas en situación de calle. En este caso, prosigue, se lo equipara al de “linyera”, “atorrante” o “croto”, pero se diferenciaría de éstos por el hecho de realizar la actividad. Existe otra corriente que ve a los cirujas en relación a la basura. Así, “desde esta parcialidad del sentido, no se acentúa ni la vagancia ni la situación de calle, sino la actividad concreta que realizan para obtener su sustento: la recolección de residuos re-aprovechables” (Schamber, 2006).

Estas tensiones dan cuenta de la diversidad y complejidad que existe alrededor del “mundo del cirujeo”. Así por ejemplo, los sujetos que realizan la actividad se encuentran, en general, en situaciones de vulnerabilidad y vivencian discriminaciones, sus viviendas son deficitarias, los niveles educativos bajos, embarazos juveniles no deseados,

la satisfacción de necesidades responde muchas veces a un entramado de estrategias y relaciones precarias, utilizan además de los servicios que les brinda el Programa de Recuperadores de la ciudad, toda otra serie de redes y de planes sociales. También, da cuenta de las diferentes valoraciones con las que la actividad ha tenido (y aún hoy en día lo tiene) que convivir. Estas tensiones están construidas por los propios cirujas y, al mismo tiempo, por lo que se construye valorativamente por fuera de ellos.”

(Fragmento de “De la vida en la Quema al Trabajo en las calles. El Cirujeo en la Ciudad de Buenos Aires”, texto escrito por Mario D. Perelman. Avá Nº 12, Buenos Aires, Julio de 2008)

Año: 2014
Duración: 52:25
Cantidad de Bloques: 02

(Para cambiar de bloque, presione >>)
Descargar Bloque 01

Descargar Bloque 02

2 de noviembre de 2014

Julio Frydenberg: Apuntes para una Historia Social del Fútbol

JULIO FRYDENBERG
Director del 
Centro de Estudios del Deporte
de la Escuela de Política y Gobierno
de la Universidad Nacional
de General San Martín

“El fútbol llegó al país hacia mediados del siglo XIX como parte de la incorporación económica y cultural de la Argentina al circuito de cambios globales ocurridos en la nación y promovidos por las clases dominantes de aquel momento. Durante la segunda mitad del siglo XIX, se conformó en nuestro país una colonia británica compuesta por propietarios de tierras, empleados jerárquicos de empresas ferroviarias y tranviarias, tiendas comerciales minoristas y bancos. Si bien su peso numérico era escaso, su influencia económica, política y cultural resultó significativa. Los británicos y sus descendientes, además de practicar sus deportes típicos dentro de sus asociaciones, consideraban que la difusión de estos tendría una fuerte impronta civilizatoria sobre el resto del planeta.

El advenimiento del fútbol a la ciudad de Buenos Aires y su posterior desarrollo tuvieron tres vías: una mítica -la de los marineros-, una frustada -la de los clubes- y una heroica -la de las escuelas y la liga-.

La primera vía se construyó sobre la leyenda de los partidos que los marineros ingleses habrían jugado en el Puerto ante la aborta mirada de los porteños. Pero, si bien el sentido común y numerosos textos y crónicas de la historia tradicional del fútbol dan por cierta esta hipótesis, cabe recordar que en realidad no dejó huellas verificables. Sabemos, sí, que se jugaron partidos entre marineros y ciudadanos británicos residentes en Buenos Aires, pero las fechas indican que los encuentros ocurrieron ya entrado el siglo XX .”

(Fragmento de “Historia Social del Fútbol. Del amateurismo a la profesionalización”, libro escrito por Julio Frydenberg. Buenos Aires, Siglo XXI Editores, 2013)

Año: 2014
Duración: 56:13
Cantidad de Bloques: 02

(Para cambiar de bloque, presione >>)
Descargar Bloque 01

Descargar Bloque 02

2006 - 18 de Septiembre - 2017 / 11 AÑOS BUSCANDO A JORGE JULIO LÓPEZ

Tramas 2012 - tramasradio@gmail.com - www.tramasradio.blogspot.com